Conmemoran el LXIV aniversario luctuoso de Antonio Mediz Bolio


Autoridades y familiares colocan ofrenda floral en el CEBA, ante el busto del autor.


Mérida, Yucatán, 15 de septiembre de 2021.- El poeta Antonio Mediz Bolio, letrista de la evocación maya “El caminante del Mayab”, fue recordado esta mañana al conmemorarse su LXIV aniversario luctuoso, como parte de la visión del Gobernador Mauricio Vila Dosal de honrar la memoria de  personajes que han dado identidad cultural a Yucatán.


En una ceremonia realizada en el Centro Estatal de Bellas Artes (CEBA), lugar donde se encuentra el busto del escritor y periodista, autoridades y familiares realizaron una ofrenda floral, que organizó la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta).

 
Igualmente, se montó una guardia encabezada por la titular de la Sedeculta, Loreto Villanueva Trujillo, acompañada de Josefina Peón Mediz Bolio y Francisco Solís Peón, quienes son nieta y bisnieto del homenajeado.

 
De la misma dependencia, estuvieron la directora de Desarrollo Artístico y Gestión Cultural, Ana Ceballos Novelo, y la jefa del departamento de Fomento Literario y Promoción Editorial, Rosely Quijano León; la directora del CEBA, Corazón Sánchez Aguilar, y la coordinadora General de Programas Estratégicos de la Secretaría de Educación (Segey), Lida Espejo Peniche.

 
En el acto, Loreto Villanueva aseguró “tenemos el compromiso de llevar el legado de Mediz Bolio a todo Yucatán y lo seguiremos haciendo, es uno de los personajes ilustres que, con sus letras, enorgullece a todos los yucatecos”.

A su vez, Solís Peón señaló que lo más significativo en estos momentos es ser agradecidos. Este homenaje permite recordar su memoria y mantener su legado. “Lo importante es estar aquí, muchísimas gracias por hacer este esfuerzo”, manifestó.

Mediz Bolio, quien nació el 13 de octubre de 1884, creó en 1931, junto con Augusto “Guty” Cárdenas, el referido tema que originó uno de los géneros de la trova tradicional, la evocación maya. Otras que compuso junto con Guty fueron “Yukalpetén” y “Campanitas de mi tierra”.

 
De la sonoridad de Ricardo Duarte Esquivel y Luis Pérez Sabido, surgió, en 1970, “Flores de amor”, con un fragmento de su poema “El nacimiento de las flores” y que grabó la Orquesta Típica Yukalpetén en 1977.

En 1910, su puesta en escena Mirza, con música de Cornelio Cárdenas Samada, se estrenó en el teatro Colón de la ciudad de México; en agosto de 1914, se presentó en el teatro “José Peón Contreras”, donde en 1916, se dio a conocer su Sinfonía helénica, musicalizada por Fausto Pinelo Río.
 
Su obra más difundida fue La tierra del faisán y del venado, escrito en 1922; tradujo El libro del Chilam Balam de Chumayel, en 1930; ambos trabajos le permitieron plasmar su labor como defensor del pueblo maya, promotor de sus costumbres, tradiciones y conocimientos. Algunos de sus poemas son “Mater admirábilis”, “Mi tierra es mía” y “Manelic”.

 
En el ámbito cinematográfico realizó el argumento de La noche de los mayas y los diálogos de Deseada, filmadas en el estado en 1939 y 1950, en ese orden. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

 
Al cumplirse medio siglo de su fallecimiento, el 15 de septiembre de 2007, sus restos fueron colocados en el Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca. Su retrato al óleo está en el Museo de la Canción Yucateca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *